//

Tridente Santander

¿Qué es?

El tridente Santander está formado por dos o más productos financieros simples. Se trata de un derivado financiero, lo que supone que la rentabilidad del mismo está condicionada a la evolución de su subyacente, que en este caso son las acciones de  BBVA, Deutsche Bank y BNP Paribas. Se trata de un producto complejo y de alto riesgo, que fue comercializado tanto a nivel nacional como internacional.

¿Cómo funcionaba?

El inversor recibía un rendimiento fijo trimestral del 2%, durante los primeros 3 años. Llegado el vencimiento del producto, los inversores recuperarían su inversión únicamente en caso de que se cumpliesen determinadas condiciones. Como el capital de la inversión no estaba garantizado, también existía la posibilidad de perder el capital –como finalmente ocurrió-. Dicha pérdida se calcularía con complejas formulas según la evolución de las acciones subyacentes.

Resultado de la inversión

Llegado el vencimiento del “Tridente Santander” en julio de 2014, los inversores perdieron un 80% del capital invertido.

O si lo prefiere, llámenos al teléfono gratuito 900 20 20 43.